Agricultura biológica VS Agricultura convencional

Agricultura biológica VS Agricultura convencional

10 diferencias entre la agricultura ecológica y la industrial

  1. Las verduras de la agricultura biológica llevan más minerales y micro nutrimientos esenciales, en comparación a las verduras cultivadas en la agricultura convencional.
    Fuente: Instituto Federal Alemán de Protección del consumidor
  2.  Los alimentos de la agricultura biológica llevan más alcaloides y otros metabolitos esenciales al buen desarrollo del cerebro, y para ayudar al mantenimiento del funcionamiento sano del sistema humanitario. Los alimentos de la agricultura biológica tienen una influencia positiva sobre el desarrollo de los tejidos humanos y favorecen el cuerpo a arreglarse de sí mismo.
  3. Los alimentos biológicos no causan tantas alergias que los que previenen de la agricultura indistrial.
  4. Las técnicas de bio-cristalización sensibles muestran que los alimentos biológicos llevan a un orden y a una organización superior, en comparación a los productos de la agricultura convencional. En otros términos, los alimentos de la agricultura biológica tienen menos entropía y más capacidad a crear equilibrio.
    Fuente: Universidad agrícola de Copenhague
  5. Las verduras de la agricultura convencional tienen unas cantidades más importantes de nitratos que los de la agricultura ecológica. Estos nitratos se convierten en nitratos en los canales digestivos del ser humano. Los nitratos se combinan con los aminos para forma nitrosaminas. Sabemos que los nitrosaminas causan canceres.
    Fuente: Instituto Federal Alemán de Protección del consumidor
  6. Los insecticidas más usados en la agricultura convencional tienen una estructura molecular parecida a los estrógenos, y ejercitan una influencia hormónala sobre la fisiología. Tienen el poder de crear desequilibrios dentro de la estructura y el funcionamiento de diversos tejidos del cuerpo, incluso el cerebro, y pueden provocar tumores.
  7. El aumento de los casos de linfoma no-Hodgkin, de leucemia linfocítica crónica, y tumores testiculares, todos casos graves en la cancerología, pueden ser liados, por lo menos en parte, a la mayor exposición a los productos químicos usados por la agricultura convencional.
    Fuente: Journal of Epidemiology and Community Health
  8. Hemos relacionado los pesticidas usados en la agricultura convencional al aumento de las tasas de tumores de cerebro, de leucemia, de debilidad intelectual, y otros varios trastornos. Investigadores han encontrado que estos productos químicos constituyen un peligro especialmente frente a los jóvenes, por la razón que el desarrollo del cuerpo y del sistema nervioso es más sensible.
    Fuente: American Public Health Association
  9. Las técnicas de la agricultura convencional sobrecargan la tierra y la capa acuífera con los fertilizantes artificiales y con los insecticidas y herbicidas. Sabemos que esos productos que encontramos en el agua causan canceres.
  10. El metano (CH4) es uno de los gases más importantes dentro de los que son responsables de provocar el efecto invernadero alrededor de la tierra. El 15% de este metano es causado por la agricultura biológica.
    tabolitos

4 sencillos pasos para cultivar su propio alimento orgánico

Razones

Hay un montón de buenas razones para cultivar tu propia comida orgánica. De hecho, cada vez más hay una mayor cantidad de evidencia inquietante que presenta igualmente buenas razones para no comprar productos de supermercados no orgánicos. Por ejemplo, un estudio reciente sobre la exposición a plaguicidas en niños de una importante área metropolitana de los Estados Unidos encontró que el 99% de los 110 niños que se sometieron a la prueba se encontraron rastros de productos químicos para jardines.

Además, según la Agencia de Protección Ambiental, el 90% de los fungicidas, el 60% de los herbicidas y el 30% de los insecticidas se consideran cancerígenos.

En una nota más feliz, el crecimiento de tu propia comida orgánica no sólo es más saludable, pero puede ayudarte a ahorrar mucho dinero. Los departamentos de producción se están aprovechando al máximo el deseo de un público culto por los alimentos orgánicos, hecho que se refleja en la enorme diferencia de precios.

De este modo, además de reducir tu factura de comestibles al transformar tu jardín, también ahorrarás dinero en tu factura de agua. Los árboles y arbustos requieren de dos a cuatro veces menos agua que el mantenimiento de un césped.

Leer más

Las 5 reglas del bio deportista

Una buena resolución a tener siempre en cuenta  es conservar una actividad física, a pesar de un ritmo de vida infernal. ¿Pero que implica ser bio y deportista a la misma vez? Abajo tenéis las reglas del bio deportista.

Hacer deporte, lo sabemos, es bueno para nuestra salud, pero para el medio-ambiente? Ser deportista y bio-deportista, no es exactamente lo mismo.

Eres un bio deportista si:

  • Practicas una actividad física con poca frecuencia
  • Vas al gimnasio
  • Usas los transportes comunes o el coche para ir al sitio donde practicáis
  • Consumes bebidas energizantes y/o complementos alimentarios
  • Compras materiales de deporte según el diseño y la innovación
  • Tiras a la basura vuestros materiales usados

Entonces no eres verdaderamente un bio deportista. Por lo menos, te quedan muchos esfuerzos que hacer.

Pero si…

  • Practicas una actividad deportiva varias veces a la semana.
  • Sales practicar jogging
  • Vas andando hacia el gimnasio
  • Optas por una nutrición equilibrada y sana
  • Miras  la composición y el proceso de fabricación de su material de deporte
  • Devuelves o das este material una vez usado

Entonces sí que eres un bio-deportista. Y a seguir así.

Regla #1 del bio-deportista – Sano, comerás.

Para algunos, un deporte practicado correctamente, que da resultados visibles sobre el cuerpo, incluye una alimentación rica en proteínas.

En realidad, un bio-deportista debe antes de todo comer de manera equilibrada, las proteínas no deben superar el 10 a 15% de calorías consumidas. Comer o beber demasiado aumente la presencia de amoníaco y de ácido úrico en el organismo, lo cual puede tener dificultades para eliminarlo. Cuidado con los problemas de osatura. Prefieres las frutas y verduras que favorecen la hidratación y que son fuentes de energía.

Respeto a los platos, evitar las comidas preparadas, demasiado ricas en sal y gruesas. Contrariamente a las ideas recibidas, evitar también coger barras energéticas en caso de actividad física prolongada. Las composiciones de algunas de estas pueden generar enfermedades cardiovasculares.

Regla #2 del bio-deportista – Sudar mucho, aceptarás.

Practicar deporte, es aceptar de ver su temperatura corporal aumentar y por lo tanto verse sudando.

Para el medioambiante y vuestra salud, evitad todo desodorantes clásicos que contienen sales de aluminio que pueden favorecer la aparición de cáncer de mama.

Regla #3 del bio-deportista – Estipularse chimecamente, nunca lo pensarás.

Para que la práctica de una actividad física sea beneficiosa y sana, no tienes que departe. Los productos dopantes ofrecen mejores resultados, pero generan peligros para vuestra salud.

Más allá del dopaje tampoco, tienes que tomar una bebida energizante antes de salir a correr, ni siquiera unos completos alimentarios. ¿Conseguir mejores resultados en el momento para tener problemas de salud a medio-largo plazo vale la pena? Piénsatelo.

Regla #4 del bio-deportista – Fumar olvidarás.

De manera general fumar es malo para la salud y no favorece la vuelta a una actividad física. ¿Por qué? Los alvéolos pulmones de un fumador son alteradas y sus glóbulos rojos son mal oxigenados.

Regla #5 del bio-deportista – Lejos de los ambientes contaminados, correrás.

Correr, está bien, te permite entretener tu cuerpo, tu corazón, tus pulmones y también tu mente lo agradece.

Pero correr en un sitio natural es muchísimo mejor, por la razón sencilla de que un aire saturado provoca problemas cardiovasculares y de asma.