¿Por qué comer bio?

Todos tenemos nuestras razones propias de haber cambiado nuestra forma de consumo por el Bio. Sin embargo, cuando no la hemos cambiado aun, miles de preguntas invaden la. La más recurrente es la que trata del precio.  De hecho ¡Por qué pagaría más caro por un mismo producto!?

La gente que nos rodea le puede costar entender el hecho de pasar a comer normalmente a comer Bio. ¿Tiene sentido pensar que una fruta Bio es mejor que la de un hipermercado? De manera caricatural, muchos piensan que una manzana muy verde y brillante es la mejor de todas. Además, se dicen también “Si fuese peligroso, el hipermercado no venderá estas manzanas”.

En este post, les voy a dar explicaciones sobre el porqué de mi cambio de consumo.

La mayoría de la gente se pregunta porque comer Bio es tan importante para mí. Antes de nada, no es una enfermedad, no estoy en un movimiento sectario, solo estoy deseando consumir mejor para tener una vida más saludable, y que esta sea la más larga posible.

Además, mi nueva forma de comer, la quiero transmitir a mis futuros hijos para que luego ellos la tienen como costumbre, y así no darles comida basura.

A menudo repito que la cocina es el amor desmaterializado. Preparar una comida es poner su amor en lo que hacemos y ofrecerla a nuestros invitados. La cocina con una base de productos Bio es aún mejor ya que es asegurarnos que cuidan a ellos.

Plato elaborado a partir de ingredientes biologicos

Desde que he cambiado mi forma de consumo por el Bio:

Descubrí el verdadero sabor de los alimentos

¡Vale! Es verdad, diciendo esto, reitero un argumento bien conocido, pero tenéis que probar para daros cuento.  Id a casa de un amigo que solo consume Bio y no podrías negar la diferencia de sabor incluso de textura de los alimentos. A veces la diferencia es tan grande, que cuando tenemos la costumbre de consumir productos de la industria agroalimentaria, nos puede sorprender la cantidad de sabor que puede tener un producto Bi, ¡y eso en un solo bocado! De hecho, comer tantos productos industriales hace que nos acostumbramos a los sabores insípidos de los alimentos, cuyo sabor esta ocultado por los potenciadores de sabor, la sobredosis de sal/azúcar.

Podemos disfrutar mucho del sabor crujiendo una sencilla manzana o en una clementina. ¡Efectivamente, el Bio tiene ese efecto! Mientras que antes un plato rico era sinónimo de poner mucha salsa, que sea grande en términos de cantidad…

Hace tres años que consumo bio. Debuto con pequeñas cosas y fui progresando poniendo más y más productos en el carrito cuando me di cuenta de lo importante de los alimentos sobre nuestra salud. Me acuerdo haber pasado de comprar de hipermercados/supermercados a mercados de productores locales.

No pago más que antes

Aquí, está el punto sensible. Consumir Bio, no cuesta más que consumir como los demás, a pesar de todo lo que puede decir la gente. No obstante, los alimentos Bio son más caro que los de la industria agroalimentaria. En realidad, aunque gran parte de ellos son un poco más costosos, nos permiten ahorrar dinero ya que estamos consiguiendo una vida más saludable. Quiero decir que vas con menuda frecuencia al médico…

Me llena de manera más rápida

¡No es una leyenda! El Bio llena más rápidamente. ¿Pero cómo eso es posible?

La verdura o fruta que no es bio ha subido un montón de tratamiento. Por ejemplo, una manzana recibe más de 40 tratamientos, la uva 30. Estos procesos en el alimento hacen que ese pierde primero en sabor y segundo en vitamina y nutrimentos.